Más indocumentados en el sureste

Cuando los Juegos Olímpicos se realizaron en Atlanta en 1996, un auge en la construcción transformó el panorama del centro de la ciudad y trajo consigo una oleada de inmigrantes latinoamericanos, con y sin documentos.

En los años transcurridos desde entonces, el número de indocumentados que vive en Georgia ha aumentado considerablemente, elevándose a más del doble, 480,000, entre enero del 2000 y el mismo mes del 2009, de acuerdo con un nuevo reporte federal.

Ello dio a Georgia el aumento porcentual más grande entre los 10 estados del país que tienen las mayores poblaciones de indocumentados, durante esos años. Muchos en el área metropolitana de Atlanta dicen que la explicación del crecimiento resulta sencilla.

“Fue por los empleos”, dijo Kathy Brannon, quien trabajó para el suburbio de Chamblee durante casi 30 años. “Por eso ha venido la gente a este país desde que esto comenzó, en busca de una oportunidad”.

Durante años, Chamblee fue la última parada de tres empresas de autobuses que transportaban a inmigrantes desde la ciudad de Brownsville, Texas, fronteriza con México, dijo Brannon, quien está jubilada. Ante la vivienda barata, el transporte sencillo y la abundancia de empleo, los inmigrantes echaron raíces y pronto dijeron a sus familiares y amigos en sus naciones de origen que había oportunidades en la zona de Atlanta.

Para entender mejor cuánto ha crecido la población indocumentada en Georgia hay que considerar que el estado tenía apenas 35,000 inmigrantes sin papeles en 1990, de acuerdo con estimados del Pew Hispanic Center.

El demógrafo William Frey, de Brookings Institution, dijo que los inmigrantes indocumentados se mudaron a donde podían encontrar trabajo en rubros como la construcción y los servicios, que crecieron aceleradamente en la zona.

“En cierta forma, podría ser una medición del éxito el tener una población mayor de indocumentados”, porque ello significa que la economía es fuerte, dijo Frey.

Carolina del Norte, otro estado del sureste que tuvo un crecimiento rápido en aquellos años, es también uno de los 10 primeros estados en materia del aumento más rápido de su población indocumentada, estimada en 370,000 en enero del 2009, en comparación con 260,000 en el 2000, de acuerdo con el reporte de la Oficina de Estadísticas sobre Inmigración, del Departamento de Seguridad Nacional.

La agencia se basó en datos del Estudio de la Comunidad Estadounidense, un muestreo nacional realizado por la Oficina del Censo.

Las grandes poblaciones de inmigrantes en Georgia y Carolina del Norte son principalmente de origen mexicano y la mayoría carece de documentos, dijo Jeff Passel, demógrafo del Pew Hispanic Center.

Apenas en la década de 1980, los estados del sureste, con la excepción de Florida, tenían muy pocos inmigrantes legales o indocumentados, dijo Passel. California, donde vive alrededor del 24% de los indocumentados del país, solía representar el 40%.

Otros cinco estados —Texas, Nueva York, Florida, Illinois y Nueva Jersey— comparten otro 40%, destacó Passel.

###

Para obtener más información sobre este u otros temas, contacte  las oficinas de J. David Peña en el 305.373.5550 o info@myvisausa.com

Anuncios

About this entry