Nuevo reglamento de visa H2A

El Departamento de Trabajo anunció el jueves un nuevo reglamento para la administración de las visas tipo H2A, que utilizan trabajadores agrícolas.

Las nuevas normas entrarán en vigor el 15 de marzo, puntualizó el Departamento de Trabajo (DOL) en un comunicado publicado en su página de internet.

Cambio esperado

Las nuevas normas de contratación revirtieron el reglamento aprobado en 2008 bajo la administración republicana del Presidente George W. Bush (2001-2009), medidas que levantaron una fuerte polémica porque favorecían a los empleadores en perjuicio de los derechos de trabajadores extranjeros, según organizaciones sindicales.

El gobierno federal estadounidense aseguró que con las nuevas normas se hará más fácil la contratación de trabajadores agrícolas extranjeros temporales para ayudar a recoger las cosechas.

El nuevo reglamento estará enfocado en incrementar los salarios de los campesinos y ofrece mayor protección para los miles de trabajadores agrícolas extranjeros que cada año laboran en Estados Unidos.

“Es un paso positivo porque otorga más protección no sólo a los trabajadores que vienen del extranjero, sino también a los que están aquí”, dijo a Univision.con Tirso Moreno, director de la Asociación de Trabajadores de Florida Central, en Immokalee. “Tomaron la decisión que nosotros le pedimos al gobierno”, mencionó.

Salarios justos

Las normas también incluyen una cláusula que solicita a los productores hacer un mayor esfuerzo para llenar los puestos de trabajo disponibles con trabajadores domésticos antes de proceder a la contrata de campesinos provenientes del exterior.

Desde principios de 2009 granjeros se opusieron a los cambios en el reglamento de visas H2A bajo el argumento que un cambio en el sistema de contrataciones y un aumento en los salarios hará más oneroso el reclutamiento de empleados y que ese incremento podría repercutir en el precio final de los productos agrícolas.

Debido a lo agotador de las faenas en el campo, la mayoría de trabajos disponibles en esta área no son copados por estadounidenses, dejando estos puestos a libre disposición de campesinos extranjeros, principalmente mexicanos y centroamericanos.

El cambio al reglamento en 2008, indicaron activistas y dirigentes sindicales, no sólo redujeron los sueldos de los trabajadores, sino que dejó con escasas posibilidades a los empleados de reclamar por sus derechos laborales.

La secretaria del Trabajo Hilda Solis dijo que los cambios anundiados hoy (jueves 11) reflejan el compromiso del gobierno “de salarios justos y sólidas salvaguardias laborales para los grupos laborales más vulnerables”.

Bajo las nuevas normas, por ejemplo, los organismos estatales de trabajo deben examinar la calidad de los alojamientos de los trabajadores temporales antes de que el patrono puede obtener permiso para importar trabajadores extranjeros.

Organizaciones laborales tales como la Farmworker Justice, señalaron que los cambios aprobados bajo la administración Bush fueron “devastadores para nuestros trabajadores agrícolas” y agregaron que el gobierno “disminuyó” los derechos de los campesinos, especialmente en tiempos de crisis económica.

La entidad, al igual que federaciones nacionales de trabajadores agrícolas y de otros sectores de la economía nacional urgieron al Departamento de Trabajo (DOL) dar marcha atrás con los cambios al reglamento de las visas temporales H2A y H2B.

Otras de las alteraciones al programa fueron la reducción de obligaciones de los cultivadores a la hora de contratar trabajadores eficaces de Estados Unidos antes de solicitar la petición para traer trabajadores huéspedes.

Otro de los cambios dispuestos por el Congreso en 2008 contempló la disminución de los niveles de sueldo mediante el cambio de la formula salarial y la eliminación de la supervisión del programa por parte de la administración.

Ángela Kelly, directora del Centro de Políticas de Inmigración (IPC), comentó que los cambios hechos por el gobierno al reglamento de las H2A fueron “crueles, dañinos y apresurados”.

Reglas en suspenso

El 16 de marzo del año pasado, dos meses después que Obama llegara a la Casa Blanca, la secretaria de Trabajo Hilda Solís anunció que suspendía por nueve meses las modificaciones al reglamento de las visas H2A aprobadas por la pasada administración.

Entre los peligros advertidos por diversas organizaciones laborales estaban la anulación de que un empleador tiene de proveer cuidado médico, vivienda apropiada o un salario justo a sus trabajadores, dijo Jorge Mario Cabrera, director de comunicaciones de la Coalición por los Derechos de los Inmigrantes en Los Angeles (CHIRLA).

Según activistas, la mayoría de trabajadores temporales agrícolas con visas de este tipo se concentran en Oregon y la Florida, y existen muchos trabajadores temporales en ciudades de California que son fronterizas con México, como Oceanside y las del Valle de Coachela.

###

Para obtener más información sobre este u otros temas, contacte  las oficinas de J. David Peña en el 305.373.5550 o info@myvisausa.com

Anuncios

About this entry