Fantasma de la deportación crece

Por más de una hora Juanita de Mendoza respondió una avalancha de preguntas para demostrar que su matrimonio con un estadounidense era legítimo, pero cuando sorpresivamente se le pidió que identificara cuál de las llaves de su esposo abría la puerta de su casa, la peruana titubeó.

Fallo discrecional

Y esa reacción fue suficiente para que el agente de Inmigración colocara en un proceso de deportación a la peruana que había ingresado años antes al país con una visa de trabajo, pero cuando se venció decidió quedarse indocumentada.

Su esposo, Wilfredo Mendoza, de origen puertorriqueño, relató que presentó toda la documentación requerida y tras la entrevista con las autoridades de Inmigración, por separado de Juanita, “dándole la vuelta a las mismas preguntas tal vez buscando que yo fallara”, el agente le pidió colocar sus llaves sobre el escritorio sin darle ninguna razón.

Después llamó a Juanita, le preguntó cuál era la llave de la entrada principal de su casa, ella la identificó y el agente, “de manera intencional” vio a la traductora y le expresó: “¿viste?” La peruana se puso nerviosa y manifestó no estar segura.

“Lo que me tomó dos años, un agente de Inmigración pretende destruirlo en una hora porque piensa, sin ninguna prueba, de que el matrimonio es falso”, dijo indignado el puertorriqueño.

Miedos permanentes

La pareja apeló ante un juez de inmigración, pero Juanita, que tiene dos hijos, vive con sobresaltos cada vez que ve a un agente porque teme que la detendrán para luego ser deportada.

Cansado de lo que calificó de “tanta injusticia”, Wilfredo decidió sumarse a una huelga de hambre junto a otras cinco personas en una acción llamada “El ayuno por nuestras familias”, organizada por grupos pro inmigrantes en Homestead, una zona agrícola del condado de Miami-Dade, en Florida.

El ayuno forma parte de los planes que han puesto en marcha los inmigrantes a nivel nacional para lograr, al menos, que se suspendan las deportaciones de los indocumentados sin antecedentes penales y la separación de las familias, mientras la reforma migratoria siga siendo un tema pendiente del Gobierno y del Congreso.

El pedido ocurre en momentos que la Corte Suprema de Justicia permitió que los inmigrantes con orden de deportación vigente y cuyos pedidos de revisión fueron denegados, apelen ante una corte federal.

###

Para obtener más información sobre este u otros temas, contacte  las oficinas de J. David Peña en el 305.373.5550 o info@myvisausa.com

Anuncios

About this entry