Religiosos ayunan por la reforma

Líderes de varias organizaciones religiosas del estado de Florida (sureste) se unieron el viernes en un ayuno para protestar contra las deportaciones que separan a las familias hispanas y pedir la pronta aprobación –en el Congreso- de una reforma migratoria justa que incluya una vía de legalización para millones de indocumentados.

La protesta se desarrolló dos días después que los obispos católicos de Estados Unidos anunciaron la distribución de 1.5 millón de tarjetas postales las que, una vez firmadas por fieles, serán enviadas a los legisladores para que apoyen con su voto una reforma comprensiva.

Rezos y apoyos

El imán Foad Farahi de la Mezquita Shamsuddin, el pastor Sam Rutland de la Iglesia Prebisteriana Miami Shores, los reverendos Coriana Olsom de la Iglesia Episcopal St. Luke the Physician y Frank Corbishley de la Chapel of the Venerable Bede, se solidarizaron con el ayuno que desde hace ocho días realizan varios miembros de la Iglesia Católica y de la Coalición de Inmigrantes de Florida en la localidad de Naranjas, al suroeste del estado, dijeron representantes de dichos grupos religiosos.

De acuerdo con Jeannette Smith, portavoz de la Coalición de Inmigrantes de Florida, en Miami, los líderes religiosos demostraron con su ayuno, el apoyo a la huelga de hambre que llevan a cabo entre otros Alfredo Mendoza, Francisco Aguilar y Jenny Aguilar, así como una mexicana cuyo nombre omitieron por tratarse de una indocumentada.

Jonathan Fried, director de la organización WeCount, y quien también está ayunando, el grupo estará tomando sólo líquidos “hasta que el presidente (Barack) Obama escuche nuestras voces y de todas familias estadounidenses separadas por las deportaciones”, aseguró en un comunicado.

No más redadas

Smith, en entrevista telefónica con un corresponsal de la Agencia Española de Noticias (Efe), dijo que tanto los huelguistas como los líderes religiosos que se unieron a la protesta están pidiéndole “al presidente Barack Obama y la Secretaría de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, que cese la persecución y la deportación de padres y madres de familias que están dejando a miles de niños hispanos huérfanos”.

“Esta es una situación que no ha parado (las deportaciones) con el presidente Obama, a quien le pedimos interceder ante el Congreso para que cesen las deportaciones y que además envíe a la Secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, al sur de Florida para que se reúna personalmente con los que ayunan”, dijo la representante de la Coalición de Inmigrantes, una entidad sin fines de lucro que busca mejorar la calidad de vida del grupo que representa.

La actividad de este viernes formó parte de “Ayuno por Nuestras Familias”, que empezó el Día de Año Nuevo y que continuará con una misa oficiada por el Arzobispo de Miami, monseñor John C. Favalora, en la Catedral de Santa María, y que marcará el inicio de la Semana Nacional de la Inmigración, puntualizó Smith.

Firmas de apoyo

Simultáneamente, las diócesis católicas estadounidenses distribuirán a partir del fin de semana 1.5 millones detarjetas postales para que los feligreses las firmen y las envíen a legisladores y senadores al Congreso para pedirles que debatan y aprueben una reforma migratoria comprensiva que abra un camino hacia la residencia para millones de indocumentados.

La Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB) dijo respaldar un plan de reforma entregado el 13 de diciembre por el congresista Luis Gutiérrez (demócrata de Illinois) a la Cámara, proyecto que entre otros beneficios incluye una vía de legalización para extranjeros sin estatus de permanencia legal que carecen de antecedentes criminales, paguen impuestos, multads y sepan inglés.

Los obispos también señalaron que en el curso de las próximas semanas un grupo bipartidista encabezado por los senadores Charles Schummer (demócrata de Nueva York) y Lindsey Graham (republicano de Carolina del Sur) entregará una versión de reforma al Senado para ser considerada en el debate.

En octubre, Napolitano esbozó un plan que respalda la Casa Blanca y advirtió que contendrá una “rigurosa” vía de regularización que dejará fuera a los indocumentados que hayan cometido delitos criminales.

###

Para obtener más información sobre este u otros temas, contacte  las oficinas de J. David Peña en el 305.373.5550 o info@myvisausa.com

Anuncios

About this entry