Policías respaldan la reforma migratoria

Los jefes de los principales departamentos de policía y agencias del orden de Carolina del Norte acordaron apoyar una reforma migratoria para volver a ganar la confianza de la comunidad inmigrante.

Problemas por resolver

En reunión convocada por la organización sin fines de lucro, Police Executive Research Forum, en Raleigh, capital del estado, los uniformados discutieron los problemas que se enfrentan a diario con los residentes que carecen de documentos.

Carolina del Norte es uno de los estados del país cuyas agencias del orden público han firmado más acuerdos con el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) para identificar a los indocumentados.

A través del programa 287(g) y Comunidades Seguras, miles de hispanos han sido puestos en proceso de deportación desde las cárceles locales de este estado por cometer delitos menores como manejar sin licencia de conducir.

Plan aprobado en 1996

El programa 287(g) fue aprobado por el Congreso en 1996 como Sección 287(g) de la ley de inmigración vigente. Señala que el Departamento de Justicia (en ese entonces a cargo del servicio de inmigración) puede hacer acuerdos con policías locales (estatales y municipales) para ejecutar una ley federal y arrestar a inmigrantes indocumentados.

Tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 el servicio de inmigración pasó al mando del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), dependencia que activó la Sección 287(g) a finales de 2003.

En octubre del año pasado el DHS emitió un nuevo reglamento nacional del programa 287(g) y anunció una estrategia para ponerla en funcionamiento en los 50 estados.

Mandato con limitaciones

Aunque los agentes de la policía no deportan directamente a los inmigrantes, si los arrestan en las calles y trasladan a las cárceles donde se les revisan sus antecedentes criminales y migratorios a través de estos programas.

Esto ha conllevado a que la comunidad inmigrante no confíe en la policía a la hora de ser víctimas o testigos de crímenes.

“Entendemos que la policía se encuentra en una posición muy difícil de complacer a la comunidad en general que demanda la detención de los indocumentados y de los latinos que piden seguridad”, afirmó Tony Asión, director de la organización hispana El Pueblo, con sede en Raleigh.

###

Para obtener más información sobre este u otros temas, contacte  las oficinas de J. David Peña en el 305.373.5550 o info@myvisausa.com

Anuncios

About this entry