Lanzan en Washington campaña por reforma migratoria

Activistas de la ciudad de Washington y de los vecinos estados de Maryland y Virginia iniciarán esta semana una serie de actividades para que el Congreso apruebe este año una reforma migratoria integral.

Líderes religiosos y comunitarios, junto con funcionarios de la ciudad, realizarán el martes una rueda de prensa en el histórico templo católico de San Vicente de Paúl, en Baltimore, Maryland, que desde su fundación por inmigrantes irlandeses en 1840 ha recibido oleadas de inmigrantes.

“La gente en nuestra parroquia, en nuestra ciudad, en nuestra comunidad de Maryland está sufriendo los estragos del disfuncional sistema de inmigración”, dijo el párroco de la iglesia, Richard Lawrence.

Recalcó que “las familias en crisis afectan la estructura de toda nuestra comunidad y (por eso) hacemos un llamado a los legisladores para hacer frente a la crisis con una reforma”.

En agosto del año pasado, el Concejo de Baltimore aprobó una resolución en apoyo a la legalización de millones de inmigrantes indocumentados.

El legislador demócrata Luis Gutiérrez presentó en diciembre del año pasado una propuesta de ley en la Cámara de Representantes para reformar las leyes de inmigración y se espera que el demócrata Charles Schumer presente una iniciativa similar en el Senado.

Altos funcionarios de la administración del presidente Barack Obama, como las secretarias de Seguridad Interna, Janet Napolitano, y de Trabajo, Hilda Solís, han indicado que apoyarían un proyecto de ley de reforma migratoria integral que acuerden ambas cámaras del Congreso.

Los activistas prevén un evento similar el miércoles en la ciudad de Washington y cerrarán la semana de actividades el jueves en la ciudad de Richmond, capital de Virginia.

Un estudio difundido la semana pasada por el Centro par a el Progreso Americano (CAP) y el Centro de Políticas de Inmigración (IPC) concluyó que una reforma migratoria resultaría en un crecimiento económico de 1.5 billones de dólares en un plazo de 10 años.

En el corto plazo de tres años, la legalización de 12 millones de indocumentados generaría entre cuatro mil 500 millones a cinco mil 400 millones de dólares en ingresos adicionales de impuestos y gastos de consumidores suficientes para sostener de 750 mil a 900 mil trabajos, según el reporte.

Un artículo en primera plana del diario The Washington Times indicó este lunes que grupos pro-inmigrantes afirman que “están listos para luchar”, porque cuentan con una mayor unidad y más fondos que en 2007, cuando intentaron infructuosamente la aprobación de una reforma.

“Los grupos incluyen a organizaciones empresariales y defensoras de los derechos de los hispanos, así como sindicatos y denominaciones religiosas”, que hace tres años no lograron sus objetivos debido a desacuerdos entre los empresarios y los sindicatos, indicó.

Señaló que en 2007, el entonces presidente George W. Bush y los empresarios querían elevar el límite de visas y un programa de trabajadores temporales, pero los sindicatos preferían una legalización de los indocumentados que ya estaban en el país.

En esta oportunidad, los sindicatos se están movilizando desde una posición de “centroizquierda”, en tanto que los empresarios están coordinando desde la “centroderecha” para buscar coincidencias en el proyecto final del Congreso, de acuerdo con The Washington Times.

###

Para obtener más información sobre este u otros temas, contacte  las oficinas de J. David Peña en el 305.373.5550 o info@myvisausa.com

Anuncios

About this entry