Celular para indocumentados

Un nuevo programa informático para teléfonos móviles permitirá a los indocumentados que cruzan el desierto de Arizona encontrar agua, tanto en fuentes naturales como en los depósitos que colocan grupos de ayuda a los inmigrantes.

Vía satélite

El programa informático utiliza tecnología GPS e información suministrada por satélites para localizar el agua y sus creadores esperan poder distribuirlo entre los indocumentados en pleno verano, la temporada más peligrosa para el cruce de indocumentados.

California en San Diego (UCSD), junto a otro docente de la Universidad de Michigan, son los autores del programa, bautizado con el nombre de “Transborder Immigrant Tool”.

Ricardo Domínguez, uno de los profesores de UCSD responsables del proyecto, explicó que esperan distribuir unos 250 teléfonos a mediados de junio de 2010 y otros 150 en agosto coincidiendo con el verano, el peor periodo del año para atravesar el desierto que separa Estados Unidos y México.

Aparatos gratis

“Vamos a repartirlos gratis a través de ONG’s, iglesias y comunidades de confianza en la parte mexicana de la frontera”, dijo Domínguez.

“Estas personas serán entrenadas para poder actualizar la información antes de entregar los teléfonos, ya que los datos sólo serán útiles durante cuatro o cinco días porque la ubicación del agua cambia con frecuencia”, añadió.

El invento es una mezcla de avance tecnológico y proyecto artístico, una estratagema para evitar problemas con las autoridades de inmigración.

Teléfono ilegal

Entre las autoridades estadounidenses de inmigración y algunos grupos conservadores, el proyecto es visto con recelo, pues podría considerarse una ayuda a la inmigración ilegal y, por lo tanto, delito.

“Si no es un crimen, está muy cerca de ser un crimen”, dijo a la prensa estadounidense Peter Nuñez, ex-fiscal de San Diego, California, en relación a los teléfonos.

Para Ricardo Domínguez, no hay duda de que se trata de un delito, pero moralmente aceptable.

“Sentimos que estamos quebrando una mala ley por la ley más importante de los derechos humanos y lo hacemos con transparencia”, dijo. “No estamos intentando resolver el miedo y las políticas de la frontera tanto en México como para Estados Unidos, pero sentimos que la gente debería poder hacer la travesía y no tener que morir en ella”.

###

Para obtener más información sobre este u otros temas, contacte  las oficinas de J. David Peña en el 305.373.5550 o info@myvisausa.com

Anuncios

About this entry