Arizona: Protestan contra medidas de alguacil sobre inmigración

Unos 10.000 defensores de los derechos de los inmigrantes marcharon el sábado frente a una prisión del condado en Phoenix, en una protesta contra las medidas del alguacil del condado de Maricopa, Joe Arpaio, en materia de combate a la inmigración ilegal.

Durante la protesta, hubo un enfrentamiento entre un grupo pequeño de manifestantes y agentes policiales.

Los organizadores dijeron que la protesta buscaba mostrar a los funcionarios de Washington que el alguacil Arpaio no debería encargarse de hacer cumplir las leyes de inmigración. Otro objetivo era dejar claro que el Congreso y el gobierno del presidente Barack Obama necesitan abrir una vía para que los trabajadores inmigrantes puedan llegar legalmente a Estados Unidos.

La marcha, que comenzó en un parque del poniente de Phoenix, terminó por la tarde, en el Complejo Carcelario Durango, de cinco prisiones, donde los funcionarios hicieron que sonara música a todo volumen, para no escuchar los gritos de los manifestantes. Entre las canciones que pusieron los funcionarios estaba una de la cantante Linda Ronstadt, quien paradójicamente participó en la protesta del sábado.

Los manifestantes corearon “Joe debe irse”, al aproximarse al complejo de prisiones. Una persona portaba un cartel que decía “Somos humanos” y llevaba la imagen de un agente con la cara de un lobo. Una familia de cinco integrantes llevaba camisetas que preguntaban “?A quién deportaría Jesús?”

Arpaio dijo que no le disgustaban los manifestantes, pero les sugirió dirigir sus expresiones de frustración al Congreso, porque éste tiene el poder de cambiar las leyes de inmigración de Estados Unidos.

“La están emprendiendo contra el tipo equivocado”, dijo Arpaio. “Deberían estar protestando ante el presidente”.

La protesta transcurría de manera pacífica hasta que un grupo de manifestantes supuestamente arrojó botellas de agua y otros proyectiles a la policía.

El teniente Pat Hofmann, del Departamento de Policía de Phoenix, dijo que los agentes usaron gas pimienta mientras trataban de separar a los manifestantes de un agente a caballo, quien trataba de llevarse las botellas y fue rodeado por la multitud.

Cuatro personas fueron detenidas. Hoffman dijo que una sería acusada de agresión agravada a un agente policial.

La escena fue caótica, mientras los agentes trataban de controlar el disturbio.

Los manifestantes gritaron insultos a los agentes. Uno agitó su lata de gas pimienta, mientras ordenaba a la gente que se replegara.

El enfrentamiento fue controlado en unos minutos.

Por la noche, la policía informó que hubo cinco detenidos durante la protesta. Todos fueron llevados a la cárcel del condado de Maricopa. Tres serán acusados de agresión a la policía, otros dos por agresión agravada a un agente y conducta desordenada.

Los críticos han dicho que los agentes que colaboran con las operaciones de Arpaio contra la inmigración ilegal detienen a la gente sólo por su etnia, algo que el alguacil niega.

Hace 10 meses, Arpaio se enteró que era investigado por el Departamento de Justicia federal por presunta discriminación y por allanamientos anticonstitucionales.

El poder de Arpaio para realizar detenciones por motivos migratorios le fue despojado hace tres meses por Washington, pero él continúa sus esfuerzos en la materia al amparo de dos leyes estatales.

###

Para obtener más información sobre este u otros temas, contacte  las oficinas de J. David Peña en el 305.373.5550 o info@myvisausa.com

Anuncios

About this entry