¿2010 año de la reforma migratoria?

En el 2010 todavía unos 12 millones de inmigrantes viven como indocumentados en los Estados Unidos, forman parte integral de la economía que mueve el país, educan a sus hijos bajo un manto de inseguridad y familias enteras vive en el anonimato si es que logran permanecer unidas.

La esperanza es lo último que se pierde para estos 12 millones de inmigrantes y ésta va sustentada en las promesas que hiciera el presidente Barack Obama de una Reforma Migratoria durante sus días de campaña, en los que habló en español y pidió el voto latino.

El último aliado

Además hoy contamos con un nuevo aliado, el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg. Bloomberg al jurar su tercer período prometió que durante su nuevo mandato promoverá una política de inmigración más abierta en el país.

“Junto con líderes de todo el país convocaremos a una coalición bipartidista para apoyar la petición del presidente Obama de una reforma migratoria integral, que haga honor a nuestra historia, eleve nuestros valores y promueva nuestra economía”, dijo Bloomberg.

El control demócrata de la Casa Blanca y del Congreso, más el apoyo de grupos empresariales, gremiales y religiosos y defensores de indocumentados, anticipan una reforma migratoria integral en 2010. “Este es el día que estábamos esperando”, dijo John Amaya, del Consejo Nacional de La Raza (NCLR), sobre el proyecto de Reforma Migratoria Integral de 2009 para la Seguridad y la Prosperidad de Estados Unidos (CIR ASAP).

– Impulsan católicos reforma migratoria integral
– Legalización: buenas noticias para la economía
– Proyecto migratorio: ‘El tiempo de espera acabó’
– Anti inmigrantes: ¡No a la reforma migratoria!

El 2009 nos tocó esperar y protestar

El 2009 se convirtió en un año de mucha paciencia, multitudinarias manifestaciones y un proyecto migratorio que llegó a la Cámara Baja de manos de un latino, el congresista demócrata por Illinois, Luis Gutiérrez.

La secretaria de Seguridad Interna, Janet Napolitano, expresó la necesidad de una reforma migratoria. De hecho, mencionó que reiterarían esa petición los secretarios de Trabajo, Hilda Solís, y de Comercio, Gary Locke.

Los esfuerzos de los activistas también incluyen el uso de populares redes sociales como Facebook, Twitter y el sitio de videos YouTube, así como mensajes de texto que impulsa por la organización Reform Immigration FOR America.

En una entrevista con el diario La Opinión de Los Angeles, Schumer dijo que sus esfuerzos para un respaldo bipartidista incluyen al senador republicano Lindsey Graham, aunque no dio una fecha para presentar un proyecto de ley en el Senado.

El senador Charles Schumer anticipó que una propuesta debe incluir un mayor control fronterizo, un sistema biométrico de verificación de identidad, el registro de los indocumentados, la reunificación familiar y un eficiente flujo de talento extranjero al país. “Las negociaciones no están terminadas, no tenemos una decisión al respecto”, dijo el legislador a La Opinión sin dar mayores detalles.

Récord de casos de inmigración

Las acciones judiciales en casos de inmigración se incrementaron a niveles récord en el 2009 a medida que el gobierno del presidente Barack Obama continuó la aplicación intensa de las leyes en un proceso iniciado bajo su colega George W. Bush.

Casi 27.000 personas enfrentaron cargos federales graves relacionados con la inmigración en el 2009, según el informe de fin de año sobre el poder judicial emitido por el magistrado presidente de la Corte Suprema federal, John Roberts. Más de tres cuartas partes fueron acusadas de reingresar ilegalmente al país después de haber sido deportadas.

Más inmigrantes llegaron a EE.UU.

Los casos de inmigración aumentaron aproximadamente una quinta parte con respecto al año previo, y representaron una tercera parte de todos los casos delictivos nuevos presentados en cortes federales de distrito en el año presupuestal de gobierno que terminó el 30 de septiembre. Las estadísticas fueron compiladas por la Oficina Administrativa de las Cortes de Estados Unidos.

Wendy Sefsaf, vocera del grupo defensor de inmigrantes Centro de Política de Inmigración, dijo que espera que la cifra de acciones judiciales continúe alta hasta que el Congreso apruebe una ley que dé a los aproximadamente 12 millones de indocumentados un modo de permanecer en Estados Unidos legalmente.

“¿Realmente podemos permitirnos estar gastando así el tiempo y dinero encerrando a gente que esencialmente ha venido aquí a trabajar?”, preguntó Sefsaf.

El breve reporte de Roberts, sin comentarios en torno a las cifras, rompió con una tradición de casi 40 años en que los magistrados presidentes hacían énfasis en las necesidades del poder judicial federal. En lugar de ello, el juez Roberts dijo que las cortes “están operando con solidez”, y añadió un resumen de la cantidad de casos manejados.

También señaló que el incremento en los casos de fraude, tráfico de marihuana y delitos sexuales ayudó a empujar la cifra de delitos a su nivel más alto desde 1932, el año previo a que fuera revocada la Prohibición en el consumo de alcohol.

La cifra de casos excluye los delitos menos graves que son manejados por funcionarios judiciales federales asistentes. En el 2008, hubo caso 80.000 casos de inmigración en total, incluidos los manejados por funcionarios judiciales, según Transactional Records Access Clearinghouse, un grupo privado de la Universidad de Syracuse.

###

Para obtener más información sobre este u otros temas, contacte  las oficinas de J. David Peña en el 305.373.5550 o info@myvisausa.com

Anuncios

About this entry