Obispos cuestionan la reforma de Obama

Un grupo de obispos mexicanos rechazó el martes lapolítica migratoria del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, cuyo gobierno, a través de la Secretaria de Seguridad Nacional (DHS), esbozó el viernes 13 de noviembre un proyecto de reforma migratoria en el que solicitó reforzar el muro fronterizo entre México y Estados Unidos.

En entrevista para la Agencia Mexicana de Noticias (Notimex), los prelados de Ciudad Juárez, Renato Ascencio León; de Tijuana, Rafael Romo; y, Yucatán, Emilio Carlos Berlié, coincidieron en afirmar que no esperan ningún cambio en la actual política migratoria de la administración estadounidense.

El Obispo Ascencio recordó que antes de su llegada a la Casa Blanca, Obama no había dado mayores esperanzas de cambio en la política migratoria de su país, y aclaró que fueron los mexicanos quienes auguraban un nuevo rumbo.

“Ahora con estas (últimas) decisiones que ha tomado (el Presidente) no tenemos muchas esperanzas”, apuntó el también miembro del Pontificio Consejo para los Migrantes e Itinerantes del Vaticano.

Dinero para el muro

Ascencio se refirió a la solicitud elevada hace unos días por el gobierno federal de Washington al Congreso estadounidense de respaldar con mayor presupuesto la construcción de 1,200 kilómetros de muro en la frontera con México.

El obispo mexicano, dijo Notimex, aseguró que la labor de sensibilización a las autoridades impulsada por la Iglesia Católica en Estados Unidos está enfocada, más bien, a un “cabildeo intenso” en el Senado porque sólo a través de los legisladores puede cambiar la política.

Apuntó que tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, “para muchos” el tema prioritario pasó a ser la seguridad nacional y no la inmigración.

Según datos del Pew Hispanic Center, un grupo de Washington que estudia los movimientos migratorios, en Estados Unidos viven 11.6 millones de indocumentados.

“Personas necesitadas”

“Estamos en una época diferente a la de aquel 11 de septiembre de 2001, debemos lograr que se den cuenta que los inmigrantes son personas necesitadas con esperanza en los apoyos de los agentes de pastoral, la Iglesia y los gobiernos”, apuntó Ascencio.

“Ellos (los inmigrantes) no son terroristas, no son asesinos, son personas trabajadoras que necesitan un apoyo económico para sostenerse ellos y sus familias”, aclaró.

Por su parte, Emilio Carlos Berlié, también miembro de la sección para las migraciones de la Sede Apostólica, señaló como un obstáculo a la apertura la existencia de políticos estadounidenses que ponen en primer término a la seguridad.

Estos sectores “en la política legislativa y ejecutiva” tienden a incrementar las medidas de seguridad olvidándose que, si bien la solicitud de respeto a su país es legítima, es necesario construir puentes y no muros, dijo.

###

Para obtener más información sobre este u otros temas, contacte  las oficinas de J. David Peña en el 305.373.5550 o info@myvisausa.com

Anuncios

About this entry