Reforma de la Ley española de Extranjería

La secretaria de Estado española de Inmigración, Consuelo Rumí, dijo hoy que la nueva Ley de Extranjería, que se votará este jueves en el Congreso, es “moderna, garantista y equilibrada” porque incluye el “esfuerzo que se ha de hacer por el orden, el control y la legalidad”.

Según un comunicado del Partido Socialista (PSOE), Rumí explicó hoy la nueva normativa ante diputados y responsables de las federaciones socialistas y de asociaciones de inmigrantes, consumidores y sindicatos.

En opinión de Rumí, la nueva legislación surge de la obligación de reformar la norma anterior, trasponer directivas europeas y “sobre todo, de la necesidad de incluir los nuevos requerimientos que plantea el fenómeno migratorio”.

En este sentido, según Rumí, la nueva ley pretende garantizar la integración social, perfeccionar la regulación de los flujos migratorios y reformar los mecanismos de vigilancia y control “para luchar contra la inmigración irregular”.

Para la secretaria de Estado de Inmigración, el nuevo texto es “el resultado de cinco años de trabajo en el diseño de una política integral e integradora de inmigración”.

En la elaboración de esta “ley para el futuro”, subraya Rumí, se ha buscado “el diálogo fructífero” con grupos políticos, organizaciones sociales y de inmigrantes.

El texto que será debatido en el pleno del Congreso del próximo jueves y que previsiblemente será aprobado con el apoyo de Convergencia i Unió (CiU) y Coalición Canaria (CC) fue aprobado la víspera por la comisión de Trabajo e Inmigración del Congreso de los Diputados.

El texto de la nueva ley prevé que las (17) comunidades autónomas (regiones) tendrán más competencia en contratación y gestión de la inmigración, y deberán certificar el nivel de integración de los inmigrantes a la hora de renovar sus permisos de residencia.

Este “informe de integración” fue defendido por CiU como un mecanismo para “superar el multiculturalismo” y criticado con dureza por el Partido Nacionalista Vasco (PNV) porque “cuestiona la imposición de una cultura sobre otras”.

Según el Gobierno, la reforma de la Ley española de Extranjería es necesaria para consolidar la “inmigración legal y ordenada” y adaptarla “a las necesidades del mercado de trabajo”, y entre sus modificaciones se prevé una limitación en la reunificación familiar y el castigo a quien promueva la inmigración ilegal.

###

Para obtener más información sobre este u otros temas, contacte  las oficinas de J. David Peña en el 305.373.5550 o info@myvisausa.com

Anuncios

About this entry