Congresista, presentará los “principios” de un proyecto de reforma migratoria

El congresista demócrata de Illinois, Luis Gutiérrez, presentará los “principios” de un proyecto de reforma migratoria integral que se daría a conocer próximamente.

Aunque la reforma de salud le ha robado el oxígeno a la agenda legislativa, Gutiérrez e inmigrantes de diversas partes del país que esperan darse cita la semana que viene en esta capital, buscan recordarle a la Casa Blanca y al Congreso que si bien han sabido esperar pacientemente su turno, no olvidan la promesa de acción en el frente migratorio que formuló el presidente Barack Obama.

Los inmigrantes y las diversas organizaciones que se han agrupado bajo la Reforma Migratoria Pro América también buscan demostrar el apoyo hacia el congresista demócrata que se ha convertido en uno de sus principales voceros ante el Congreso y la Casa Blanca.

Es que Gutiérrez todavía conserva esa cualidad que muchos pierden de criticar públicamente a los líderes de su propio partido cuando algo no le parece bien.

Hace unas semanas lo demostró al señalar que los demócratas le habían dado la victoria al congresista republicano Joe “Usted Mintió” Wilson, cuando éste acusó a Obama de querer proveer cobertura médica a los indocumentados y en lugar de combatirlo, les impusieron más restricciones a esos indocumentados en el plan de reforma de salud.

Fue también Gutiérrez quien condujo por todo el país la gira “Familias Unidas” para ponerle rostro a los seres humanos afectados por la falta de una reforma migratoria integral y sus secuelas de separación familiar, dolor e incertidumbre. Secuelas que afectan a ciudadanos, residentes legales e indocumentados. Algunas de esas personas se darán cita aquí en Washington para seguir humanizando las “cifras” y los “casos” de los que tanto se habla.

Y ante la falta de acción visible en ambas cámaras del Congreso, es Gutiérrez quien busca dar algún impulso a la esperanza de millones.

Es de anticiparse que como en oportunidades previas, los principios abarquen las necesidades de los diversos grupos: DREAM Act para alumnos indocumentados; AgJOBS para legalizar trabajadores agrícolas; una vía de legalización de otros sectores de indocumentados; promover la reunificación familiar; medidas de seguridad fronteriza y al interior del país, entre otros asuntos.

Gutiérrez integra, pero no dirige, el panel de Inmigración de la Cámara Baja que preside la congresista demócrata de California, Zoe Lofgren, quien no ha presentado ningún proyecto de reforma.

En el Senado la promesa de proyecto viene del senador demócrata de Nueva York, Charles Schumer, quien preside el panel de Inmigración. El senador asegura que está buscando apoyo bipartidista a un plan de reforma amplia.

El espinoso debate por la reforma de salud, que ha generado polémica en torno al trato de indocumentados y residentes legales, aunque ha puesto freno a la agenda legislativa este año, también le ha permitido a grupos pro inmigrantes y sus aliados ir afinando su estrategia para enfrentar la sabida oposición de una mayoría republicana, de un sector demócrata, y de los vociferantes grupos anti inmigrantes y los locutores y presentadores que fungen como sus voceros.

Tampoco hay que obviar las diferencias entre los grupos que sí apoyan la reforma de inmigración. Aunque se han limado asperezas, por ejemplo, entre los sectores empresarial y sindical en torno a planes de trabajadores huéspedes, es de anticiparse que ciertos detalles generen polémica.

Al cuadro de los grupos de interés, se suma la reacción del Congreso cuando sube el calor del debate.

Frank Sharry, director ejecutivo y fundador de America’s Voice, le dijo algo muy cierto a Newsweek: en la batalla que culminó en la derrota de la reforma migratoria en el verano de 2007, “los políticos le tuvieron miedo a las fuerzas anti inmigrantes, pero no a la base que favorecía la reforma”.

La coalición pro reforma espera que lo demostrado en los comicios presidenciales de 2008, cuando los votantes latinos ayudaron a Obama a ganar en estados donde los demócratas no habían ganado y contribuyeron a solidificar las mayorías demócratas en ambas cámaras, le recuerde a los líderes, desde la Casa Blanca al Congreso, que esa base puede alterar los resultados de una elección, sobre todo rumbo al 2010 y al 2012.

Con todo, Lynn Tramonte, subdirectora de America’s Voice, afirmó que el evento de la semana entrante “será un indicador para el Congreso y para la administración (Obama) de que éste es un asunto prioritario para los votantes latinos y votantes inmigrantes y de que queremos acción comenzando este año y una resolución temprano el año entrante”.

“Sabemos que el liderazgo presidencial en este asunto es clave, pero que el Congreso es quien tiene la capacidad de avanzar una reforma migratoria integral”, indicó.

Por lo tanto, agregó, “aunque le creemos al liderazgo cuando dice que apoya este asunto y que pronto estará en la agenda, tendrán que responder por esas promesas”. “También retaremos a los republicanos que en el pasado han trabajado en contra de la reforma migratoria amplia, y a los demócratas que se sumaron a ellos, a sentarse a la mesa para buscar una solución que sea justa y práctica”, concluyó Tramonte.

Por  Maribel Hastings.

###

Para obtener más información sobre este u otros temas, contacte  las oficinas de J. David Peña en el 305.373.5550 o info@myvisausa.com

Anuncios

About this entry