Planta fue escenario de redada

Un frigorífico de Iowa, que el 12 de mayo de 2007 fue escenario de la mayor redada de  inmigrantes en Estados Unidos, reiniciará el procesamiento de carnes, según dijo ex representante de la ciudad de Postville.

Día trágico

Durante la batida fueron arrestados 389 trabajadores bajo cargos de robo de identidad, uso de documentos falsos y permanencia indocumentada en Estados Unidos.

Aarron Goldsmith, quien hasta hace poco se desempeñó como concejal en Postville, dijo a periodistas que el frigorífico Agriprocessors “comenzará próximamente a expandir su fuerza laboral”, pero puntualizó que “probablemente nunca se regresará a tener más de mil trabajadores como antes de la redada”.

El 12 de mayo del año pasado cientos de agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), acompañados por agentes de policía estatal y local, llegaron hasta el frigorífico Agriprocessors, en Postville, para ejecutar una batida.

En el operativo interrogaron a unas 600 personas, de los cuales arrestaron a 389, la mayoría originarios de Guatemala y de México.

De acuerdo con los datos oficiales, los 389 trabajadores detenidos en la planta quedaron arrestados por no tener documentos que probaran su presencia legal en Estados Unidos.

Situación extrema

Dos meses y medio después de la redada, el pastor David Vásquez, de la Iglesia Luterana de Postville y quien acudió en ayuda de las familias afectadas por el operativo, contó al un equipo de Aquí y Ahora, de la Cadena Univision, que la vida no ha sido fácil para las familias de los trabajadores arrestados, a pesar que se trata de “gente que ha sabido sobrevivir toda su vida” en situaciones extremas.

Agregó que tras los arrestos, las familias “se encontraron limitadas en sus movimientos”, y al mismo tiempo “desesperados por proveer a sus seres queridos” de alimentos, techo, educación y salud, entre otras urgentes necesidades.

Organizaciones nacionales a favor de los derechos de los inmigrantes fustigaron la redada de Postville y criticaron al gobierno por haber dejado a numerosos niños estadounidenses sin el cuidado de uno o ambos padres.

“Una de las mayores preocupaciones en esta comunidad son los niños, muchos de ellos nacidos en Estados Unidos y que tienen a sus padres en la cárcel y al borde de ser deportados”, explicó el periodista Raúl Benoit, del programa Aquí y Ahora.

“Los afecta en la escuela y los afecta en el comportamiento”, explicó Mayra Prado, una psicoterapeuta de Los Ángeles, California, que ha dedicado tiempo para evaluar los casos de separación de familias para las cortes de inmigración. “Los niños no tienen las palabras para poder expresar los sentimiento de miedo, de poder decir tengo miedo a esto”.

Agregó que el peor miedo que enfrenta un niño cuyos progenitores son impactados por una redada del servicio de inmigración “es el tener que separarse del padre o de la madre”.

Negocio próspero

Antes de la redada, Agriprocessors generaba $100 millones al año y era la principal fuente de empleos e ingresos para Postville, una localidad de 2,400 personas.

“La comunidad todavía no ha llegado a ser lo que antes era, pero ahora se ha estabilizado y eso es algo positivo”, comentó Goldsmith.

Para evitar los problemas del pasado, que culminaron con el operativo, los nuevos dueños de Agriprocessors implementarán la contratación de personal “de una manera lenta y cuidadosa”, y con la ayuda del Departamento de Trabajo de Estados Unidos, dijo el ex concejal.

En la actualidad, el frigorífico emplea a 300 personas y sólo procesa aves.

La reapertura del procesamiento del ganado vacuno “generará unos cuantos trabajos para la ciudad”, según Goldsmith.

Algunos antiguos ejecutivos y propietarios de Agriprocessors están pendiente de juicio.

###

Para obtener más información sobre este u otros temas, contacte  las oficinas de J. David Peña en el 305.373.5550 o info@myvisausa.com

Anuncios

About this entry