EEUU evalúa encarecer pagos por servicios de inmigración

El gobierno estadounidense evalúa la posibilidad de aumentar las tarifas de las solicitudes de servicios de inmigración para compensar un reciente descenso de los ingresos de la dependencia a cargo.

El director de Servicios de Ciudadanía e Inmigración, Alejandro Mayorkas, dijo el miércoles a periodistas en Los Angeles que la agencia evalúa recortar costos, aumentar precios o cambiar la distribución de sus ingresos en los próximos dos años para enfrentar el problema.

Según funcionarios de la oficina, la caída de los ingresos se debe a un descenso de las solicitudes de trámites de inmigración debido a la crisis económica.

La Oficina de Ciudadanía e Inmigración (CIS por sus siglas en inglés) había anunciado que recibiría 2.330 millones de dólares por tarifas en el año fiscal que termina el 30 de septiembre, pero ahora calcula que la cifra será de 282 millones menos.

“Una de las cosas que tenemos que evaluar es la posibilidad de aumentar los pagos por trámites”, dijo Mayorkas.

La agencia tuvo un fuerte aumento de las solicitudes en 2007, antes de que el precio de postularse a la ciudadanía pasara de 400 a 675 dólares y por lo tanto contrató a más empleados.

Un récord de 7,7 millones de solicitudes fueron presentadas en 2007. Como ha pasado otras veces que el precio aumentó, las presentaciones se redujeron luego del pico.

“Cuando uno contrata a personal adicional y los ingresos caen dos años después, uno debe tener la capacidad de abordar el problema”, dijo Mayorkas.

Los funcionarios de inmigración también esperan ayuda del Congreso, al que pidieron 206 millones de dólares para pagar por los trámites de solicitantes de asilo y refugiados, así como por las naturalizaciones de militares.

Los defensores de los inmigrantes consideran que esa oficina no debería depender sólo de sus ingresos por trámites y que el gobierno debería aportar fondos, tal como lo hace con la agencia de protección de fronteras y control de inmigración. Algunos dicen que más inmigrantes buscarían la ciudadanía si los pagos no fueran tan altos y esto resultaría en un flujo constante de solicitudes.

“El precio es demasiado alto, especialmente en una economía como ésta”, dijo Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles.

Por AMY TAXIN

###

Para obtener más información sobre estè u otros temas, contacte  las oficinas de J. David Peña en el 305.373.5550 o info@myvisausa.com

Anuncios

About this entry