¿Inmigrantes dañan el medio ambiente?

El debate sobre la reforma migratoria debe incluir consideraciones sobre el impacto medio-ambiental del crecimiento de la población, según expertos.

“La inmigración es ahora el principal factor que impulsa el crecimiento de la población en Estados Unidos. Ese continuo crecimiento poblacional es incompatible con un proyecto de sustentabilidad a nivel nacional o global”, dijo a Efe el doctor Philip Cafaro, profesor asociado de filosofía en la Universidad Estatal de Colorado en Fort Collins.

Quieren reducir inmigración

“Por eso, los ambientalistas y los filósofos del medio ambiente que favorecen la sustentabilidad deben estar a favor de reducir los actuales y altos niveles de inmigración, o pagar las dolorosas consecuencias de no hacerlo”, agregó.

En un reciente artículo que Cafaro escribió para el Centro de Estudios de Inmigración (CIS), este filósofo afirmó que si el nivel de llegada de inmigrantes sigue al ritmo actual (1,5 millones año), para finales de este siglo la población estadounidense llegará a 700 millones de personas, más del doble que la cifra actual.

“Los estadounidenses deben entonces elegir entre permitir que sigan estos altos niveles de inmigración o crear una sociedad sostenible”, dice Cafaro en su escrito.

Ciudadanos deben elegir

El catedrático puntualiza que “obviamente todavía no hemos encontrado la manera de crear una sociedad sostenible con 300 millones de personas, por lo que no es posible pensar que la crearemos con dos o tres veces esa cantidad de gente”.

Pero para el doctor Miguel de la Torre, profesor asociado de ética social en la Escuela de Teología Iliff en la Universidad de Denver, argumentos como los de Cafaro presentan un doble problema: pueden ser (y a menudo son) indebidamente usados por grupos anti-inmigrantes y no hablan de la responsabilidad que las políticas de Estados Unidos tienen en crear el fenómeno migratorio.

De La Torre está de acuerdo que la llegada de inmigrantes altera la ecología del país, ya que, por ejemplo, “la gente que debe atravesar un desierto caminando y por eso crea senderos donde antes no los había”.

¿Inmigración o ecología?

“Pero la verdadera elección no es entre inmigración y ecología sino entre una reforma migratoria justa y respetuosa de la dignidad humana y la continua búsqueda de excusas para menospreciar a los inmigrantes”, aseveró.

Para Cafaro el problema principal no es la inmigración en sí, “ya que los estadounidenses abrumadoramente quieren que la inmigración continúe”.

“Pero muchos de nosotros no estamos de acuerdo ni con la inmigración ilegal ni con mantener un nivel de inmigración tan alto como el de ahora, que causa una reducción en los salarios y fomenta el rápido crecimiento de la población”, dijo el filósofo.

Estilo de vida sostenible

La reducción en la llegada de inmigrantes facilitaría “desarrollar un estilo de vida sostenible y compartir el medio ambiente con otras especies” y “también sería bueno para México”.

“Sin la posibilidad de una válvula de escape hacia el norte, el gobierno mexicano se verá forzado a tratar mejor a su propio pueblo y la gente común hará más para defender sus derechos”, comentó Cafaro.

Para De La Torre, esa propuesta equivale a “transferir el problema a otro lado, sin siquiera reconocer que “la política exterior estadounidense implementada desde hace más de cien años es la causa de la masiva inmigración”.

Impacto ecológico

Por su parte, el ingeniero Abel Chávez, del Centro de Infraestructura Urbana Sostenible del Departamento de Ingeniería Civil de la Universidad de Colorado en Denver, recordó que el impacto ecológico es producto no sólo del crecimiento de la población sino también de la prosperidad de un pueblo y de sus avances tecnológicos.

“Los recién emigrados no siempre tienen los recursos monetarios para poder disfrutar del estilo de vida que otros pueden. Por eso, los inmigrantes, con su relativo bajo consumo, pueden reducir el número de gases de efecto invernadero por cápita de un país, ya que las emisiones de dióxido de carbono aumentan con aumentos en ingresos”, explicó Chávez.

“Es la responsabilidad de cada comunidad educarse sobre qué podemos hacer para reducir nuestro impacto ecológico”, declaró.

###

For more information on this or any other topics contact the offices of  J. David Peña at 305.373.5550 or info@myvisausa.com

Anuncios