La reforma migratoria

Lagos teme que las redadas no se detengan, a menos que el Congreso y el gobierno se pongan de acuerdo para reanudar el debate migratorio y se estudie una vía para la legalización de los indocumentados.

Jonathan Fried, director ejecutivo de “We Count”, comentó que las redadas causan temor en la comunidad y son un factor más de preocupación al incidir en la separación de las familias.

En su opinión, todo el área del sur del país se ha convertido un una zona difícil para la comunidad de inmigrantes también por la falta de trabajo.

“Por la desaceleración de la economía no hay muchos trabajos. Hay menos construcción en el área, hay una crisis en la vivienda por los créditos hipotecarios (de alto riesgo) y las personas están gastando menos en lujos, como construir jardines”, explicó el ejecutivo de la organización pro inmigrantes de Homestead.

Exodo de inmigrantes

Esta situación está impulsando a los inmigrantes a abandonar la ciudad.

“Para los jornaleros es peor. Cientos de personas se han visto afectadas”, indicó Fried.

Según datos del Censo del 2000, un total de 1,862 personas estaban empleadas en el sector de la construcción de Homestead.

Ante este escenario, Quesada subrayó la necesidad de “parar las redadas, porque están afectando los negocios de Homestead”.

Lagos dijo que el freno a las redadas, así como la insistencia en la reforma migratoria y el pedido para que el Congreso no debata leyes que criminalicen la estadía indocumentada, son los principales objetivos de las marchas, reuniones y encuentros de este 1 de mayo en más de 200 ciudades de 32 estados de Estados Unidos.

“Los inmigrantes estamos en pie. Los inmigrantes seguiremos luchando por lograr una reforma migratoria justa y amplia, que incluya una vía de legalización para los 12 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos”, concluyó.


###

Para obtener más información sobre este u otros temas, contacte  las oficinas de J. David Peña en el 305.373.5550 o info@myvisausa.com

Anuncios

About this entry