Inmigrantes marcharon por la reforma

También pidieron freno a las redadas.

Con marchas por las principales calles de Chicago, Los Ángeles, Nueva York y Houston, reunidos en parques, con jornadas de oración, llamadas por teléfono y envíos masivos de mensajes electrónicos al Senado y la Cámara de Representantes, miles de personas participaron este jueves 1 de mayo en una jornada destinada a presionar al gobierno para que se reanude el debate de la reforma migratoria, se detengan las redadas y se suspenda la aprobación de leyes que criminalicen la estadía indocumentada en Estados Unidos.

No bajan la guardia

“Somos optimistas”, dijo a Univision.com José Lagos, activista de la Unidad Hondureña de Miami, Florida. “Siempre lo hemos sido y seguiremos batallando hasta lograr la meta de la reforma amplia y justa”.

En Chicago, Illinois, líderes comunitarios encabezaron una serie de actos públicos con la esperanza de que el gobierno y el Congreso acuerden un nuevo debate antes de las elecciones de noviembre.

“Pero además de manifestar este día, nosotros también estamos en campaña permanente para que la gente vote en noviembre”, dijo Emma Lozano, de la Coalición Internacional 1 de Mayo de Chicago.

La activista reiteró que “hemos eliminado a los políticos racistas de Chicago porque nosotros hemos ganado elecciones. Sabemos que las marchas y el voto son importantes. Pero también sabemos que el voto es el punto central de esta lucha”.

“El 1 de mayo es un paso más. Yo estimo que en Chicago reunimos unas 10 mil personas. Pero en noviembre marcharemos millones a las urnas. De eso puedo estar segura”.

Consultada en torno al bajo número de manifestantes, comparado con las multitudinarias marchas celebradas en Chicago en 2006 y 2007, Lozano dijo que “la marcha de 2008 fue sólo una expresión más de esta lucha, para que los políticos no olviden nuestro esfuerzo y no olviden nuestro reclamo de una reforma migratoria justa y amplia, que incluya una vía de legalización para los 12 millones de indocumentados”.

Una carta al presidente

En Houston, Texas, cientos marcharon por el centro de la ciudad y reclamaron lo mismo que en Chicago y otros puntos del país.

“Nosotros le enviamos una carta al presidente Bush pidiendo una moratoria a las redadas mientras se soluciona el futuro de 12 millones de hermanos y hermanas”, dijo Teodoro Aguiluz, Director Ejecutivo del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECDEN), en Houston.

“Y también le pedimos un basta ya a los políticos para que pongan fin a las agresiones a nuestra comunidad”.

Aguiluz agregó que la comunidad hispana de Texas está molesta con el discurso político que se ventila en la actual campaña electoral y señaló que en la marcha de este jueves “denunciamos la existencia de un grupo de políticos mentirosos y e irresponsables que tratan de lavarse las manos de sus políticas equivocadas”.

El activista dijo que el grupo está integrado tanto por demócratas como por republicanos, que no son muchos, que son xenófobos y que “gritan mucho y parecen bastante”.

“Nosotros le dijimos a esta gente que nosotros no somos los culpables de sus fracasos, que vinimos a Estados Unidos a trabajar, a pagar impuestos, a sacar adelante a nuestras familias y que queremos una reforma migratoria amplia y que se detengan las redadas”, apuntó.


###

Para obtener más información sobre este u otros temas, contacte  las oficinas de J. David Peña en el 305.373.5550 o info@myvisausa.com

Anuncios

About this entry