En camino reforma sin beneficios

Incluye redadas, cárcel y deportaciones.

Líderes demócratas en el Congreso estadounidense formularon fuertes críticas contra un duro paquete de leyes sobre inmigración anunciado por los republicanos.

Las iniciativas, entre otros objetivos, buscan imponer penas de cárcel para quienes crucen la frontera de manera indocumentada y evitar la entrega de permisos de manejo a inmigrantes sin papeles de estadía legal en el país.

El camino inadecuado

“Los senadores republicanos continuaron presionando por un paquete de leyes sobre inmigración (basado solo en) medidas represivas”, dijo Harry Reid (Nevada), líder de la mayoría demócrata en el Senado.

“Este poco sistemático enfoque no es el camino correcto para tener control de nuestras fronteras y restaurar el cumplimiento de la ley en nuestro sistema inmigratorio”, agregó.

A su vez, el Senador Edward Kennedy (Massachussets), dijo “lamentar” que “los republicanos están de nuevo en esto, ofreciendo soluciones impracticables a complejos temas de inmigración”.

Añadió que las propuestas republicanas sólo “empeoran” el problema.

Deportaciones y cárcel

El paquete de 15 proyectos de ley para modificar la actual ley de inmigración fue presentado por una docena de legisladores republicanos, encabezados por el senador Jeff Sessions (Alabama).

En un comunicado publicado en el sitio de internet de Sessions, el legislador explicó que las iniciativas de ley incluyen propuestas tales como establecer penas de cárcel para quienes ingresen ilegalmente en Estados Unidos, completar el muro fronterizo, hacer del inglés la lengua nacional, o combatir la entrega de permisos de conducir a inmigrantes indocumentados.

La iniciativa del 2005

Un proyecto republicano bajo las mismas características fue aprobado por la Cámara de Representantes el 16 de diciembre de 2005, plan que criminalizaba la estadía ilegal, por ahora una falta de carácter civil.

Cinco meses más tarde, el Senado aprobó una reforma migratoria que rechazó criminalizar la estadía sin papeles y a cambio recomendó nuevas medidas para la seguridad fronteriza y una vía de legalización para la mayoría de los 12 millones de indocumentados.

Ambos planes debían ser armonizados por el Comité de Conferencia, pero el entonces liderazgo republicano canceló la instancia y argumentó que la versión del senado no era congruente con la política de seguridad del gobierno federal.


###

Para obtener más información sobre este u otros temas, contacte  las oficinas de J. David Peña en el 305.373.5550 o info@myvisausa.com

Anuncios

About this entry