No cede huelga en cárcel de ICE

Indocumentados exigen mejores derechos.

El Gobierno de Barack Obama busca contentar tanto a quienes promueven una reforma migratoria como a quienes piden mano dura contra los indocumentados, muchos de los cuales languidecen en una cárcel del sur de Luisiana en condiciones infrahumanas.

Llamado de atención

Para un centenar de detenidos en la cárcel de Basile, cerca de unos arrozales en el sur de Luisiana, su situación no ha mejorado mucho desde los días de la Administración Bush, y eso los ha obligado a realizar huelgas de hambre para llamar la atención sobre las condiciones que afrontan a diario.

Desde comienzos de julio, los detenidos se han ido rotando en huelgas de hambre de tres días -la más reciente fue el viernes pasado- y, ante la publicidad negativa en la prensa, las autoridades migratorias han puesto a algunos de ellos en aislamiento en solitario, según activistas.

Los detenidos, según un informe del Centro de Trabajadores por la Justicia Racial de Nueva Orleans (NOWCRJ), viven en condiciones insalubres, mezclados con los enfermos, y en medio de infestación de ratas, además de que muchas veces son privados de las necesidades más básicas, como artículos de higiene personal.

Ratas y mosquitos

Uno de los detenidos citados en el informe, el dominicano Fausto González, se quejó de que las condiciones “no son dignas de un ser humano…hay ratas, mosquitos y moscas, y arañas dentro de las celdas, y la ventilación es pésima”.

Con quejarse no han conseguido nada, pues agregó: “Nos responden que esta es una cárcel y es lo que es”.

Otro detenido, Edwin Dubon González, dijo que no recibió atención médica pese a quejarse de “delirios, vómitos, falta de apetito, fiebre y dolor de cabeza”.

Según NOWCRJ, la desesperación de los detenidos en el penal, situado a cuatro horas al oeste de Nueva Orleans, va creciendo.


###

Para obtener más información sobre este u otros temas, contacte  las oficinas de J. David Peña en el 305.373.5550 o info@myvisausa.com

Anuncios

About this entry