Los estados rebeldes

A la fecha 14 estados han rechazado la Ley de Identificación verdadera bajo el argumento que no tienen dinero para implementar la legislación y que el gobierno federal no ha aportado fondos suficientes para la entrega de las nuevas licencias de manejar.

Los estados que se revelaron a la ley Real ID son Alaska, Arizona, Colorado, Hawai, Idaho, Illinois, Maine, Michigan, Montana, Nueva Hampshire, Oklahoma, Carolina del Sur, Tennessee y Washington.

Debido principalmente a la falta de recursos federales para poner en funcionamiento la ley, el gobierno federal de Washington anunció un retraso en la puesta en marcha de las nuevas regulaciones hasta 2011, y en algunas circunstancias hasta 2017.

Lluvia de críticas

El documento, calificado por los opositores como un paso decisivo para el establecimiento de una cédula nacional de identidad, es rechazado por un importante número de gobiernos estatales, quienes alegan no contar con los fondos suficientes para desarrollar el proyecto.

El Real ID fue incluido en la Ley Suplementaria de Gastos Militares para la guerra en Afganistán e Irak (H.R. 1268) y establece que el documento sólo podrá ser otorgado a extranjeros con estadía legal en Estados Unidos.

El Consejo Nacional de La Raza (NCLR, el principal grupo hispano de Estados Unidos), entre otros, ha dicho en reiteradas ocasiones que la Ley de Identificación afectará a millones de latinos y mantiene la exigencia de una reforma migratoria que legalice a los 12 millones de indocumentados que viven en el país.

De qué se trata

La Ley de Identificación Verdadera o Real ID fue aprobada por el Congreso en abril de 2005, como un agregado a la ley de gastos militares para las guerras en Afganistán e Irak.

Las normas establecen que todos los nacidos después del 1 de diciembre de 1964 estarán obligados a obtener el nuevo documento, considerado por muchos como el primer paso para la puesta en vigor del carné nacional de identidad.

El DHS apuntó que la nueva licencia será un documento de identidad más seguro, a prueba de falsificaciones y planeada para que los terroristas no puedan adquirirlo.

“Estas nuevas licencias darán a la policía y personal de seguridad una poderosa ventaja contra los documentos falsificados y un alivio a la ciudadanía que desea proteger su identidad de robo por un criminal o un extranjero con permanencia ilegal”, dijo recientemente Chertoff.


###

Para obtener más información sobre este u otros temas, contacte  las oficinas de J. David Peña en el 305.373.5550 o info@myvisausa.com

Anuncios

About this entry