Lluvia de críticas

El informe, que ha sonado las alarmas en el Congreso, también indicó que la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) no ha cumplido con sus propias normas respecto al cuidado médico de los detenidos, buena alimentación y su acceso a documentos y ayuda legal, teléfonos y correspondencia, entre otras infracciones.

Los senadores demócratas Robert Menéndez y Kirsten Gillibrand promueven un proyecto de ley que, si es aprobado, impondría normas mínimas en las prácticas de detención y exigiría que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) haga cumplir las leyes que rigen el trato a los detenidos.

Dos informes recientes, uno de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la Organización de Estados Americanos y otro del Centro Nacional sobre Leyes de Inmigración (NILC), han denunciado las presuntas violaciones de los derechos de los inmigrantes detenidos en Estados Unidos.

El Centro para los Derechos Constitucionales (CCR), con sede en Nueva York, se sumó a la indignación por lo que considera como “represalias” contra quienes lo único que hacen es “protestar pacíficamente” por las condiciones en las que están sumidos.

Los agentes de ICE niegan que haya malos tratos y “represalias” en la cárcel con capacidad para 1.000 camas, y explican que, en todo caso, la agencia federal sólo sigue las normas para responder a huelgas de hambre en las cárceles.

Respuesta oficial

El ICE, una de las 23 agencias que integran el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) bajo el mando de Janet Napolitano, insiste, por ejemplo, en que los huelguistas de Louisiana son colocados en “aislamiento médico” para vigilar de cerca su condición y ofrecer a los detenidos la atención médica que requiera su caso.

Tampoco se les priva de artículos de higiene personal, porque los reciben con sólo pedirlos, agrega.

Nada de esto apacigua a CCR que, junto con otros grupos defensores de los inmigrantes, piden que el DHS investigue a fondo lo que pasa en la cárcel privada de Basile, que aloja a los inmigrantes bajo contrato con ICE.

“Exigimos que Napolitano cese los negocios con cárceles privadas que se lucran con nuestra detención prolongada en condiciones inhumanas”, dijo en el informe de NOWCRJ otro de los detenidos, Joaquín Ruiz.

“Napolitano dice que hay calidad y rendición de cuentas en las cárceles de ICE. Ella debería pasarse una semana en Basile”, argumentó.


###

Para obtener más información sobre estè u otros temas, contacte  las oficinas de J. David Peña en el 305.373.5550 o info@myvisausa.com

Anuncios

About this entry