Ley antiinmigrante desató miedo

Inmigrantes de Nueva Jersey se esconden.

Una ley antiinmigrante aprobada en agosto del año pasado despertó el miedo en la población de Nueva Jersey. El temor a ser detenido por la policía y entregado al servicio de inmigración para ser deportado se acrecienta entre los indocumentados, porque una ley estatal que promueve el trabajo coordinado entre la policía, fiscales del estado y agentes de inmigración cada día se ejecuta con mayor rigor.

Crecen las consultas

Entre octubre de 2007 y enero de 2008, los requerimientos hechos por la policía de Nueva Jersey a la Oficina de Aduanas y Control Froterizo (ICE) para verificar el estatus migratorio de algunos individuos se incrementó casi al doble, según un reporte difundido por The Star-Ledger, de Newark.

“Durante ese periodo, el año pasado fueron solicitados 3,135 chequeos de antecedentes migratorios, mientras que este año (del 1 de octubre a la tercera semana de febrero) la cifra alcanza 6,023 solicitudes”, afirmó la investigación.

También aseguró que el aumento obedece principalmente a la política pública a seguir por la policía del llamado ‘Estado Jardín’ con relación a la aplicación de las leyes de inmigración, y dada a conocer en agosto pasado por la fiscal general de estado, Anne Milgram.

Notificación inmediata

Bajo la nueva política, los policías que arresten a una persona por un delito grave o conducir ebrio deberán preguntarle por su estatus legal. Y si es indocumentado, deben notificar de inmediato al servicio de inmigración, a la fiscalía del condado en que se ejecutó el arresto y al tribunal al que es consignado el detenido.

En ese entonces, dijo Milgram, “tenemos que unificar las políticas estatales de la inmigración”, al quedar en evidencia algunas fallas en ese sentido mientras investigaban el asesinato tipo ejecución de cuatro estudiantes universitarios ocurrido en Newark, hecho que conmocionó al país.

La investigación de este caso arrojó que uno de los principales sospechosos del crimen, identificado como José Carranza, era un inmigrante ilegal que se encontraba en libertad bajo fianza por el delito de abuso sexual contra un menor y otros cargos de asalto agravado.


###

Para obtener más información sobre estè u otros temas, contacte  las oficinas de J. David Peña en el 305.373.5550 o info@myvisausa.com

Anuncios

About this entry