La verificación de empleo

El gobierno de Washington iba a poner en vigor el 14 de septiembre -a nivel nacional- un sistema digital de verificación de empleo que le permitirá, con el consentimiento de los empleadores, verificar el estado migratorio de todos los trabajadores extranjeros.

Desde 2003 la SSA tiene activo -con la autorización del Congreso- un programa que corrobora los números de seguro social de los trabajadores con la identidad de estos, pero no comparte esta información con otras agencias federales debido a leyes que resguardan la privacidad.

Las nuevas normas -que incluye abrir las bases de datos de la SSA- violarán los derechos de los trabajadores e impondrán pesadas obligaciones sobre los empleadores que reciban cartas de la Administración de la Seguridad Social, donde se les indique que los documentos “no concuerdan” y se les informe que algunos de sus empleados no tienen autorización para laborar, de acuerdo con la demanda de la AFL-CIO interpuesta en la Corte Federal de Distrito en San Francisco, había reportado The Associated Press.

Las cartas del DHS

El DHS también envía cartas a los empleadores cuando hay discrepancias entre nombres y números de Seguridad Social de sus trabajadores.

Estos ocurren a menudo cuando alguien está trabajando de manera ilegal, pero una discrepancia también se puede dar por un error de tipografía, confusiones en la manera de escribir los nombres y en los cambios de nombre (como en el caso de las mujeres casadas) entre otras razones.

El DHS dio a conocer los costos promedio para los patrones con base en el número de trabajadores que tengan y el porcentaje que podría corresponder a empleados no autorizados para trabajar. Además determinó que no representaría un alto costo para los patrones, reportó indicó AP.

Belzer, un ex economista de la Oficina de Administración y Presupuesto, observó los costos en total y los multiplicó en promedio por el número de patrones en cada categoría.

Además, empleó los cálculos del Departamento de Seguridad Interna en el sentido de que un 2 por ciento de empleados legales podría perder sus empleos al año por no poder resolver sus discrepancias en los números de Seguridad Social, uno de los principales temas que alarmó e año pasado a la AFL-CIO.


###

Para obtener más información sobre estè u otros temas, contacte  las oficinas de J. David Peña en el 305.373.5550 o info@myvisausa.com

Anuncios

About this entry