Alarma por leyes migratorias estatales

Complican la vida de los indocumentados.

Dirigentes hispanos de los estados de Colorado, Nebraska y Utah expresaron su preocupación por los nuevos proyectos de leyes sobre inmigración que esta semana comenzaron a debatirse en las legislaturas de esos tres estados.

Temen  éxodo

En Colorado, Amber Tafoya, coordinadora legislativa de la Coalición por los Derechos de los Inmigrantes (CIRC, en inglés), sostuvo que las nuevas propuestas “harán más difícil la vida de los inmigrantes”.

En Nebraska, el senador estatal Ray Aguilar (el único latino en la legislatura de este estado), expresó su “desilusión” con las propuestas del gobernador Dave Heineman para darles algunas funciones migratorias a la policía local.

Y Tony Yapias, director del Proyecto Latino de Utah, advirtió que “numerosas familias inmigrantes ya están pensando en mudarse del estado”, debido a las propuestas que, de aprobarse, eliminarían los beneficios que ahora gozan los indocumentados en ese estado.

Impacto negativo

Según Tafoya, quien representa ante la legislatura de Colorado a un grupo de 39 organizaciones pro-inmigrantes, los dirigentes de estas agrupaciones “se sienten asombrados por el impacto negativo que el debate migratorio está teniendo en las personas de color de este estado”.

Las leyes aprobadas en 2006 y 2007, y las nuevas propuestas para 2008, “están haciendo más difícil todas nuestras vidas”.

La solución, dijo Tafoya, sería crear una coalición pro-inmigrante que incluya no solamente a latinos, sino también a asiáticos, africanos y musulmanes y, sobre la base de esa coalición, “iniciar una amplia conversación sobre la cultura de Estados Unidos, para crear un lugar en el que la gente ya no se sienta amenazada”.

Mal presagio para 2008

Este es el primer año que Tafoya y CIRC tienen una persona de enlace con los legisladores de Colorado. Durante esta sesión, Tafoya proveerá actualizaciones a las organizaciones que forman parte de CIRC.

Pero, para 2009, “queremos colaborar con los legisladores para proponer proyectos que protejan los derechos de los inmigrantes y de todos los trabajadores”.

“Estas (nuevas) medidas antiinmigrantes en realidad nos hacen menos seguros porque crean desconfianza y temor en la comunidad inmigrante, y la gente no denuncia los crímenes. Y también transforma a los inmigrantes en potenciales víctimas de crímenes”, opinó Tafoya.


###

Para obtener más información sobre estè u otros temas, contacte  las oficinas de J. David Peña en el 305.373.5550 o info@myvisausa.com

Anuncios

About this entry