El reporte de febrero

Pero la reciente cifra de la Patrulla es contraria a la cantidad dada por el DHS en febrero, cuando aseguró que el número de detenciones de migrantes indocumentados en Estados Unidos bajó por tercer año consecutivo en 2008, hasta totalizar 723,840, un descenso anual del 18% (876,803 en 2007).

Según el ministerio, se trata de la cifra más baja desde 1973.

En 2005, la policía de fronteras y aduanas llegó a detener a 1.18 millones de personas, un 98% de las cuales también se registró en la frontera sur.

El DHS apuntó que la caída de las capturas entre 2005 y 2008 se debió a diversos factores, incluido la caída del crecimiento económico y esfuerzos para reforzar la seguridad en las fronteras.

La cifra récord

El pico de detenciones fue en 1986, cuando Estados Unidos capturó a 1.693,000 personas, justo antes de que se aprobara la última gran reforma migratoria, que legalizó a millones de indocumentados, entre otras medidas.

En 2000, las detenciones llegaron a ser del orden de 1.676,000.

El mismo reporte reveló que la vasta mayoría de inmigrantes indocumentados capturados en 2008, el 91%, era mexicana. Luego aparecen los hondureños (2.7%), guatemaltecos (2,3%) y salvadoreños (1.8%).

Entre 2005 y 2008, el número de personas capturadas provenientes de Honduras, El Salvador y Brasil declinó sustancialmente, básicamente porque se terminó la práctica de capturar a los indocumentados y dejarlos en libertad, a la espera de un juicio.

Las autoridades estadounidenses endurecieron las medidas contra la migración ilegal tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Registro de abusos

A lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México, el consulado que maneja el mayor número de casos de repatriaciones de menores de edad es el de México acreditado en la jurisdicción de en Nogales, Arizona, dijo Beatriz López, titular de la entidad diplomática.

Durante 2007, el Consulado mexicano de Nogales colaboró con la repatriación de 5,743 menores de edad, en el 2008 la cifra fue de 5,649, mientras que de enero a abril del 2009, el número ha ascendido a 1,688 repatriaciones.

Estas cifras incluyen las repatriaciones de menores que son arrestados en otras áreas de la frontera o en otros estados que son enviados a esta sede consular.

“Son muchos los riesgos que corren estos niños. No sólo corren el riesgo de ser abandonados por el coyote, sino también de ser llevados a casas de seguridad donde son secuestrados hasta que sus familias pagan más por su rescate”, dijo Juan Manuel Calderón, Cónsul de México en Tucson.


###

Para obtener más información sobre este u otros temas, contacte  las oficinas de J. David Peña en el 305.373.5550 o info@myvisausa.com

Anuncios

About this entry