¿Puede el servicio de inmigración entrar a mi casa sin decir quiénes son y llevarse a quién les parezca?

Pregunta: ¿Puede el servicio de inmigración entrar a mi casa sin decir quiénes son y llevarse a quién les parezca?

Respuesta: Absolutamente no. Todas las personas en Estados Unidos gozan de protecciones constitucionales bajo la 4ta y 5ta Enmiendas a la Constitución del país. Estas dos enmiendas prohíben tanto al gobierno federal como al gobierno de cada estado a que una persona sea detenida sin el debido proceso de ley, notificación, a que se auto-incrimine o a exponerla a ser registrada de forma excesiva, especialmente cuando se trata de agentes del orden público en una residencia privada.

De hecho, hace sólo unos días un juez de inmigración en Hartford, Connecticut, desestimó los cargos del Servicio de Inmigración en contra de cuatro inmigrantes que fueron detenidos por agentes de inmigración luego de que estos simplemente forzaran su entrada a los hogares de estas personas.

Estas personas se negaron a contestar preguntas de los agentes de inmigración, invocando sus derechos constitucionales a no auto incriminarse. Según el Servicio de Inmigración, estas personas eran oriundas de México y no estaban autorizadas a estar en Estados Unidos. Sin embargo, el juez de inmigración que desestimó los cargos, sancionó fuertemente a los agentes por haber violado de forma grave los derechos de estas personas. Específicamente, el juez citó violaciones a la 4ta y 5ta enmiendas de la Constitución de Estados Unidos porque los agentes forzaron su entrada a los hogares de estas personas sin la más mínima causa de que allí se estaba cometiendo un crimen, sin pruebas o causa para pensar que las personas que allí vivían eran inmigrantes ilegales. Los agentes realizaron todo esto sin siquiera decir que eran agentes federales de inmigración.

La Cuarta Enmienda a la Constitución de Estados Unidos se lee de la siguiente manera: “Irrazonables búsquedas y allanamientos. El derecho de las personas a estar seguras, ya sea, en su persona, casa, papeles y pertenencias no deberá ser violado por búsquedas y allanamientos irrazonables y ninguna orden de detención deberá ser expedida por causas probables, sostenido por juramento o afirmación y particularmente describiendo el sitio donde la búsqueda tomará lugar y las personas o cosas que serán allanadas.”

Aunque todo esto puede ser bastante complejo, no es muy difícil de entender. Generalmente, en caso de una persona ser arrestada y que las evidencias en contra suya hayan sido confiscadas (obtenidas) en violación de la Cuarta Enmienda, el estado no podrá usar dichas evidencias en contra la persona.  Si ésta es toda la evidencia que el estado tiene, su caso será anulado. Esto usualmente se describe como ser liberado por un “tecnicismo legal” — una horrible manera de malinterpretar lo que se adjudica ser una solemne función judicial.

La Cuarta Enmienda es la línea entre usted y el gobierno. Usted tiene el derecho de que el gobierno no se entrometa en su vida. La idea es que, negando el uso de evidencias allanadas en violación de la Cuarta Enmienda, usted demanda del gobierno y a sus agencias de orden público a que sigan las reglas constitucionales que delinean la vida cotidiana del ciudadano común de Estados Unidos.

La Quinta Enmienda a la Constitución de Estados Unidos ordena que los cargos por todo delito “infame” y castigado con la pena capital, se deben aplicar mediante una acusación formal emitida por un gran jurado. La enmienda se ha interpretado como el requerimiento de una acusación formal, a través de la cual se aplican los cargos por todo delito federal, incluidos cargos federales por drogas, a menos que el imputado renuncie a su derecho a ser acusado. Sin embargo, la Corte Suprema ha concluido que los estados no están obligados a cumplir esta parte de la Quinta Enmienda. Aunque en la sala del gran jurado no puede haber asesoría legal para la persona cuyas acciones están sujetas a la audiencia ni para los testigos que declaran ante el gran jurado, un abogado penalista experimentado de Frank A. Rubino, Esq. PA en Houston, Texas puede proporcionar asesoría en ausencia del jurado y explicar en qué consiste la audiencia ante el gran jurado, haciendo que la experiencia sea menos aterradora e incierta.

La Quinta Enmienda protege en contra de la autoincriminación (declarar en contra de uno mismo) y la incautación de su propiedad o libertad personal sin el debido proceso de ley.

Recuerde que esta información es puramente general. Cada caso y situación es diferente y las leyes cambian constantemente, especialmente la ley de inmigración. Las opiniones y comentarios en esta sección son únicamente de carácter general y de ninguna forma deben ser interpretados como consejos legales específicos sobre su caso en particular. Para obtener consejo legal para su caso específico, usted debe consultar a un abogado.

###

For more information on this or any other topics contact the offices of  J. David Peña at 305.373.5550 or info@myvisausa.com

Anuncios

About this entry