Reforma Migratoria:Quiénes sí, quiénes no

Parra reiteró que sólo se está hablando de ideas y conceptos y que no hay ningún tipo de negociación sobre quiénes podrían o no calificar dentro de la reforma migratoria “integral”.

La mención, sin embargo, debería ser un aviso para todos aquellos que tengan antecedentes criminales y no tengan permiso de estadía legal en el país, aunque la permanencia indocumentada, por ahora, siga siendo una falta de carácter civil.

A la pregunta sobre si todas las faltas serían penalizadas y cualquier tipo de error impediría que un indocumentado legalice su estadía en Estados Unidos, mencionó que “cualquier persona que postule para cualquier tipo de beneficio migratorio no debe tener problemas” (con la justicia), pero puntualizó que “no hay definiciones todavía” sobre el delicado tema.

Agregó que no creía que una infracción de tránsito sea un impedimento o que una detención por manejar bajo la influencia del alcohol sea un problema. “Puede que algunas faltas sean dejadas de lado con el pago de algún tipo de multa”, apuntó. “Pero nada de eso se ha escrito. Son ideas nada más que se han ventilado”, acotó.

Son menos de 60

Las matemáticas son esquivas para Obama en el Senado. La Casa Blanca sabe que el debate no será fácil y que debe abrir primero un diálogo para identificar las áreas de mutuo acuerdo y las trabas pendientes, y después reunir los votos suficientes en ambas cámaras para aprobar la reforma migratoria.

En la Cámara del Senado hacen falta 60 votos, y en la Cámara de Representantes 218 para que haya mayoría. Si bien los demócratas tienen asientos suficientes en ambos recintos, no todos están de acuerdo con una reforma amplia que legalice a todos los indocumentados, porque muchos legisladores basan sus triunfos electorales en estados o poblaciones de mayoría antiinmigrante.

Y en noviembre de 2010 habrá elecciones de medio tiempo que, además de evaluar el trabajo de Obama, se renovará un tercio del Senado y parte importante de la Cámara de Representantes.

Ya lo sabían

A principios de abril, Eliseo Medina, vicepresidente del Sindicato Internacional de Empleados y Servicios (SEIU), estimó que entre 10 a 12 senadores demócratas no votarán por un plan amplio de reforma migratoria, lo que obliga al partido del Presidente a buscar al menos 12 votos entre los republicanos.

“Puedo ver el deseo del presidente para concretarla (la reforma migratoria), pero… las matemáticas la hacen más difícil que la discusión”, apuntó el portavoz de la Casa Blanca Robert Gibbs, durante una conferencia de prensa en junio.

“Todavía tenemos que avanzar para poder aprobar algo así por la Cámara Baja y el Senado”, agregó.

El embajador de México en Washington, Arturo Sarukhán, dijo en una entrevista al diario La Opinión de Los Angeles a finales de junio, que “el pavo no está listo” y que no había “claridad en los planteamientos” del proyecto de ley de reforma migratoria, “ni suficientes votos en el Congreso”.

###

For more information on this or any other topics contact the offices of  J. David Peña at 305.373.5550 or info@myvisausa.com

Anuncios