Senadores presentan proyecto para reunificación de familias inmigrantes

Los senadores demócratas Robert Menéndez, Edward Kennedy, Charles Schumer y Kirsten Gillibrand presentaron en el Senado el “Reuniting Families Act”, un proyecto de ley para reunir a las familias de inmigrantes legales.

Mientras, el miércoles en la noche la Casa Blanca convocó a congresistas demócratas y republicanos a una reunión el próximo 8 de junio para abrir el debate sobre una reforma migratoria, informó a la AFP una fuente de la presidencia estadounidense.

El proyecto de reunificación familiar proporcionaría, según sus promotores, una salida a las familias de residentes legales que permanecen separadas debido a los largos tiempos de espera para lograr visados familiares.

”En una sociedad que valora tanto la unidad familiar como la nuestra, no podemos permitir que haya familias que tengan que esperar hasta 23 años para reunirse con sus seres queridos”, dijo Menéndez en una conferencia telefónica.

El senador por Nueva Jersey es optimista sobre el futuro del proyecto, ya que “la familia suele generar consenso entre los senadores”.

”La pregunta es más bien si lo trataremos como un tema independiente, en cuyo caso será menos polémico, o como en mi opinión debería tratarse: de la mano de una reforma de inmigración”, señaló Menéndez.

El Acta de Reunificación Familiar recupera, con algunas variaciones, el borrador que el congresista Mike Honda presentó en septiembre de 2008 ante la Cámara de Representantes, y que finalmente no llegó a ser votado.

Honda prepara ahora un segundo proyecto de ley sobre familias, y espera poder someterlo a votación en la Cámara a mediados de junio.

La principal novedad del proyecto que debatirá el Senado respecto al que presentó Honda consiste en un plan específico sobre viudas y huérfanos de residentes legales, quienes, según Menéndez, se enfrentan en muchas ocasiones a la deportación cuando pierden a su esposo o padre.

El proyecto también propone reclasificar a las esposas e hijos de residentes permanentes como “parientes inmediatos” exentos de los baremos de inmigración, permitir la reunificación de las familias pese a las barreras de entrada y reactivar los visados inhabilitados por retrasos burocráticos.

Además, los senadores proponen aumentar los límites de visados por país del 7 por ciento actual a un 10 por ciento, para que las grandes naciones no vean tan limitadas sus posibilidades de obtenerlos.

”Si tenemos un sistema que ofrece oportunidades de forma justa, crearemos un efecto disuasorio en los que se plantean entrar en el país sin documentos”, aseguró Menéndez.

Para el senador, el proyecto será además positivo para la economía del país, ya que “los inmigrantes que cuentan con el apoyo de sus familias están más dispuestos a trabajar duro y a pagar impuestos”.

Según Menéndez, esta ley debería completarse con una reforma migratoria que garantice la seguridad de EEUU y se enfrente a las necesidades económicas sin dejar de respetar la legalidad y los derechos de los trabajadores.

”La reforma debe crear un camino hacia la legalización, la concesión de permisos permanentes de residencia tras revisar cada caso particular”, explicó.

También en la conferencia telefónica, el obispo de la iglesia luterana Julian H. Gordy aseguró que este proyecto de ley representa esperanza para las comunidades de fe de todo el país.

”El sistema de inmigración actual mantiene a las familias separadas durante años, y eso va en contra de nuestros valores. Este proyecto podría aliviar la presión en las fronteras y permitir que más inmigrantes encuentren un canal de entrada legal”, dijo Gordy.

POR EFE

 

###

Para obtener más información sobre estè u otros temas, contacte  las oficinas de J. David Peña en el 305.373.5550 o info@myvisausa.com

Anuncios