Congresistas optimistas sobre una reforma migratoria para este año

Algunos miembros de la Cámara de Representantes dijeron el martes que la reforma a las leyes de inmigración puede ocurrir este mismo año.

“La estrategia es continuar el trabajo con los líderes de ambas cámaras”, afirmó Nydia Velázquez, presidenta del grupo de legisladores hispanos conformado solamente por demócratas, al concluir una prolongada reunión en el Capitolio con representantes de diversos grupos civiles.

Indicó que existe “un compromiso” con la reforma de parte de Harry Reid, líder de la mayoría senatorial; Nancy Pelosi, presidenta de la cámara baja, y el propio presidente Barack Obama, quien la había prometido durante la campaña electoral.

Velázquez dijo a reporteros que Obama anunciará el proceso en una actividad pública y a partir de allí “nosotros empezaremos a trabajar en la legislación” correspondiente.

Jared Polis, de Colorado, otro de los congresistas participantes, dijo que existe “un firme proceso de construcción de una coalición nacional” de grupos civiles que están trabajando a fin de que “se apruebe este año una amplia reforma de inmigración”.

“Esperamos tener discusiones con el gobierno de Obama sobre posibles fechas y trabajar en busca del apoyo necesario para aprobar la reforma”, dijo Polis en una referencia a que el proyecto ya fracasó en dos ocasiones en el Congreso entre el 2006 y el 2007.

Luis Gutiérrez, de Illinois, dijo que en la reunión participaron coaliciones de derechos civiles, grupos religiosos, sindicatos y empresarios de todo el país, y que en el diálogo se hizo referencia a “los siguientes pasos hacia una amplia reforma de inmigración”.

“Esta reunión ha sido parte de un trabajo en marcha del grupo de legisladores hispanos, no sólo con líderes comunales, sino con miembros del Congreso de ambos partidos”, afirmó. “Sobre la base de esas conversaciones creemos que este es el momento para avanzar adelante con la reforma”.

La reunión, que sirvió también para hablar de temas como la participación latina en la creación de una nueva economía de energía verde, otro proyecto prioritario de Obama, coincidió con la difusión de un estudio que dice que “no existe una aparente relación” entre inmigración y desempleo en Estados Unidos.

El estudio, del Centro de Políticas de Inmigración (Immigration Policy Center), se basa en datos de la Oficina de Censos y dice que aun en los actuales momentos de recesión económica y alto desempleo en la nación “no hay correlación entre el número de trabajadores inmigrantes recientes y la tasa de desempleo entre los trabajadores nativos”.

“Estas conclusiones guardan relación con otros estudios realizados en otras partes del mundo y que han demostrado que la inmigración tiene un efecto muy pequeño en el empleo de los nativos”, dijo Ben Johnson, director de American Immigration Law Foundation.

Marissa Graciosa, del Movimiento por una Reforma Justa de Inmigración (Fair Immigration Reform Movement), dijo que el estudio muestra que “el mensaje de los nativistas es deshonesto y deliberadamente divisivo”.

POR NESTOR IKEDA

 

###

Para obtener más información sobre estè u otros temas, contacte  las oficinas de J. David Peña en el 305.373.5550 o info@myvisausa.com

 

Anuncios